FiElEs

miércoles, 20 de abril de 2011

CAPÍTULO I Luces de colores


                                                                                                         Miércoles 25 de Diciembre de 1996
De las calles brotaban luces de colores que encendían al anochecer, los edificios brillaban de una manera peculiar y las ventanas de las casas se iluminaban con los adornos y las luces de navidad. La víspera de la noche buena tocaba las puertas de cada hogar.

Tim y su mamá regresaban de hacer las compras navideñas en un transporte público. Él se hallaba sentado al lado de la ventana moviendo la cabeza de un lado a otro, tarareando una canción de la fecha y tratando de contar con el dedo las luces de colores que veía al pasar. De pronto notó a unos asientos más adelante un niño durmiendo en los brazos de su progenitor.
- Mamá ¿Cuándo va a venir mi papá? – preguntó Tim curiosa e inocentemente. No era la primera vez que lo hacía, siempre que se acordaba o veía a algo que le recuerde a su padre lanzaba la interrogante.
- Tu papá está de viaje mi amor, ya te dije que está trabajando y volverá pronto – respondió su mamá pausadamente.

- Aaa, ¿Y va a venir hoy? – Tim la miraba con ojos llenos de ilusión y una alegría desbordante.

Margaret (su mamá) lo miró y se dio cuenta que no podía romper ese anhelo, los ojos de su hijo no podían perder el brillo de la ilusión de poder ver a su padre al menos un día, una noche, una navidad.

- Quizás venga hoy, hay que esperar que no tenga mucho trabajo, ya te dije que él está lejos y siempre piensa en ti – Margaret trató de no herir la sensibilidad de su hijo con la verdad.

- Lo esperaré hoy mami, Papa Noel seguro que lo traerá como regalo de navidad.

Nada podía presagiar lo que estaba a punto de ocurrir, la vida de Tim estaba a punto de ser sorprendida a la corta edad de nueve años. Justo a las 12:00 A.M.

10:56 P.M.
Al llegar a su casa los padrinos de Tim lo esperaban con el regalo que durante todo el año él les había pedido, una bicicleta.

- ¿Puedo subirme?

- Aún no es navidad – dijo su madrina - espera un poquito más para que tu padrino te ayude a no caerte.

- Está bien – saltando de alegría.

11:10 P.M.
Tim y su padrino salieron a comprar cohetes y luces de bengala.

- Yo quiero reventar los cohetes con el fosforo ¿ya?

- Claro, pero cuando seas grande, por ahora lo haré yo.

- Mmm… pero mi mamá dice que ya estoy grande – con vocecita de enojo.

- ¿Vez de que tamaño soy yo? – dijo su padrino midiendo con su mano.

- ¡Sí! – refunfuñaba.

- Cuando estés de mi tamaño podrás reventar los cohetes que quieras, por eso tienes que comer toda tu comida.

- ¡Ya! Hoy me comeré toda la comida que está haciendo mi abu.

11:30 P.M.
La abuela de Tim preparaba la cena. Pavo al horno con ensalada rusa, papas doradas y arroz. A simple vista los platos se veían extremadamente apetitosos haciendo agüita la boca de los que pasaban por la cocina. La abuela quería mucho a Tim ya que fue el primero de sus nietos en llegar al mundo y el primero en quedar sin un papá que lo cuide de pequeño.

11:45 P.M.
Los regalos posaban alrededor del colorido e iluminado árbol dando la imagen de una postal navideña.

11:50 P.M.
La cena estaba servida, los cubiertos al lado derecho de los bien fornidos platos, las salsas y los vinos en el centro de la mesa haciendo compañía a las solitarias partes del pavo que aguardaban en la enorme fuente plateada a ser devoradas.

11:52 P.M.
Cada quien se sentaba en su lugar de preferencia.

11:54 P.M.-
Tómense de las manos y vamos a orar a Dios por brindarnos estos alimentos – dijo la abuelita cerrando los ojos.

11:55 P.M.
Gracias, Amen.

11:56 P.M.
Empezó el banquete. Unos cortaban al pavo con el cuchillo y tenedor, el padrino de Tim se echaba casi todo el ají, su tía ponía al costado del arroz un poco más de ensalada, sus primos agarraban con las manos al pavo dando una mordida descomunal, pero otros trataban de imitar a los adultos tomando el tenedor y cuchillo sin nada de pulso.

11:59 P.M.
Sonó el timbre, pero nadie quería ver quien tocaba.

- ¿Quién será? – dijo Margaret rumiando el sabroso pavo, se paro limpiándose los labios con la servilleta y se dirigió a la puerta.

- Yo abro mamá – Tim se paró más rápido que una bala y embaló a ver quién era.

- ¡Espera no abras! – dijo su madrina – este chiquito caray.

Tim abrió la puerta en un chasquido y miró en contrapicado, de pies a cabeza.

12:00 A.M.
- ¿Sí? ¿A quién … – cuando miró los ojos de esa persona supo al instante que lo conocía, pero sabía que era la primera vez que lo veía, su corazoncito de niño travieso empezó a latir sin sentido alguno. Redondeo los ojos y dio media vuelta, Margaret llegó a la puerta y Tim sentía que había visto un fantasma, pero no estaba asustado ya que ese fantasma llenaba de alegría su ser. Margaret achino los ojos y lo vio.

- ¿Juan? ¿Eres tú? – todas las cabezas de la mesa voltearon al oír el nombre – Margaret estaba emocionada y Tim a espaldas de su mamá no desprendía la mirada atónita del tipo de la puerta.

-¿Quién es él mamá? – jalando la blusa su madre y sin despegar la mirada de aquel sujeto.

- El es tu papá – las lágrimas empezaron a manar– ha venido a verte.

El rostro de Tim no mostraba emoción alguna, pero dentro de él se encontraban sentimientos que nunca había sentido, no sabía si lanzarse a abrazarlo o tan solo darle la mano, “¿él es mi papá?” “le voy a dar la mano” pensó; cuando quiso avanzar se dio cuenta que no podía moverse, sus piernecitas no le respondían, bajo la miraba para ver qué pasaba y de pronto sintió que unas manos grandes lo cargaban, poco a poco se iba elevando hasta llegar a ver a su papá cara a cara, lo acercó a su pecho y le dio un abrazo que hizo salir toda la emoción contenida dentro del cuerpecito.

- Hijo te quiero, nunca voy a volver a dejarte te lo juro – Juan lloraba junto con Tim en ese abrazo afable que duraba ya minutos. Los cohetes empezaron a reventar en las calles, la noche se aclaraba por momentos, los vecinos se saludaban afectuosamente, Tim y su papá miraron el show gratuito de juegos artificiales que iluminaban los cielos de mil colores, Tim miró la mano de su padre y la tomó, fue el día más feliz de su vida.


                                                                                                               Lunes 21 de Diciembre de 2008
Abrió los ojos y sonrió

- ¿Narrar el día más feliz de mi vida? Sin dudas le puedo decir que fue cuando vi a mi padre por primera vez en una navidad, no quiero contarla porque es una larga historia aunque la vi en un parpadear.

Se encontraba en una charla tutorial de la universidad, tenía veintiún años y cruzaba el sétimo ciclo. La nostalgia de la fecha hizo recordar a Tim ese día tan especial que nunca olvidó por más que pasaron doce años.

- Bueno Tim tú eras el último – dijo el tutor – pueden irse muchachos y no se olviden que para la próxima semana tienen que traer las separatas resueltas.

Cada quien tomó sus cosas, se despidieron del profesor y se marcharon. Lucy y Tim se fueron juntos, eran enamorados desde sexto ciclo por lo que levaban cinco meses de relación.

¿Por qué no contaste como conociste a tu papá? Quiero que me cuentes como fue ese momento – Lucy abrazaba el brazo de Tim mientras caminaban – por favor sí.

- En realidad no hay mucho que contar, solo que me emocione tanto que ni pude moverme, en eso él se acercó y me abrazo tan fuerte que nos pusimos a llorar – rió – en ese tiempo tenía nueve años y era un llorón.

- Qué lindo – mirándolo – y que pasó después.

- No te miento cuando te digo que fue una de las navidades más bonitas que tuve, pero no pasó de ahí – caminando y mirando al piso.

- No entiendo – Lucy frunció el seño – que quieres decir que no pasó de ahí.

- Mi padre al momento de abrazarme me hizo una promesa que mi cerebro registró en un instante.

- Y se puede saber cual fue esa promesa.

- Me dijo que nunca me volvería a dejar y sin embargo no cumplió su promesa, es por eso que ya no puedo creer en él.

El silencio se apoderó de Lucy atinando a solo abrazarlo mientras iban caminando entre la aglomerada multitud de estudiantes universitarios.

                                                                                                                                       Continuará…

19 comentarios:

Gerardo G. C. dijo...

Lástima que el padre no cumpliera la promesa, pero lo bueno tú si lo haces, tralléndonos cada miércoles tus relatos :) Sigue así David, escribes genial.

DaViD EsTrAdA dijo...

Gracias Gerardo, la proxima semana algunos puntos ciegos se van a aclarar, estamos en contacto.

! ♕ Alas al Viento ♕ dijo...

Esperaré más relatos =)!!

Liz dijo...

me gusta mucho lo que escribes! ya estoy deseando leerte cositas nuevas! :) un beso!!

yaky dijo...

hayy sta re lindooo!! q lindo regalo d navidad q tubo!! lastima q no aya cumplido la promesa el padre :/ pero wee cosas q pasan.. t felicitoo muy bueno! quiero leer como continua!! :)

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

wow me encanta como escribes!
me quedo embobada leyendo =)
esperare con muchas ganas a que llegue
el proximo miercoles para leer la
siguiente parte! ^^ cuidate!

Jose dijo...

waaa como es posible? en estos momntos me da por odiar al padre!
todo iba tan bien, emana ternura (no me voy a hacer ideas)
espero con ansias la continuacion!

me reengancho! ^^
saludos!!

Lyla dijo...

Me recuerda una promesa que me hizo alguna vez mi padre, creo que eso nos pasa a muchos. Quiero lo que vendrá rápido!
Te felicito! Y de todo corazón.

Ellen ♥ dijo...

Y pensar que hay muchas historias así que son reales..
Me gustó mucho el ritmo de tu escrito.
Un beso C:

Chechi dijo...

Gracias por pasarte por el mio y por lo guapa :$, me gusto la entrada :) espero ansiosa la proxiima :)

Besitos cuidate :B

J. Daconte dijo...

Gracias por seguirme..:D...y obvio que te sigo a ti...muy chevere tu blog!!..y lo que escribes mas!!...
un beso..

Caroop dijo...

whuooo...!! se em enchinaba la piel cuando estaba leyendo estoo,. y me mato saber ke continuara esperO el siguiente relatOo

SALUDOSS

DESPREOCUPATE LALY. dijo...

me gusta me gusta! ahora que estoy con mas tiempo leeré todas tus entradas! xD gracias por haber pasado! ♥

MeL dijo...

muy bueno!! espero el proximo post!! saluditos que andes bien :D

Sof. dijo...

Hay me mato! Ensima con Look what you've done de fondo, hermoso el relato y el blog y la cancion y todo. Te sigo:)

http://superlogicosi.blogspot.com

DaViD EsTrAdA dijo...

Gracias por sus comentarios amigos blogeros, no he podido publicar la segunda parte de esta historia por que viajé a hacer un trabajo de la Universidad y cuando llegue fue semana de examenes. Esta semana prometo publicar la segunda parte, ya me estaré pasadon por sus blogs para ver que hay de nuevo. Un abrazo fuerte a todos chauu.

BExCLUSIVE MAGAZINE dijo...

Fantastic and original blog!!
ciao ciao from Rome
BExCLUSIVE MAGAZINE

http://bexclusivemagazine.blogspot.com/

Jose dijo...

Hoola ps ojala publiques pronto!! ^^
pasate tienes premio en mi blog!

DaViD EsTrAdA dijo...

Estoy trabajando en la segunda parte, pero no me alcanza el tiempo para terminarla waaa... veré tu blog Jose.